Historias de ngeles - Marianela Garcet
Angeles Head - Marianela Garcet

 « Angeles - Recorriendo La Vida De Su Mano - Marianela Garcet »

Men

Un ngel Muy Especial

Creo sinceramente que los ngeles toman diferentes formas, y que aparecen de la manera ms insospechada, como si fuera justo el momento en el que deben cumplir una determinada misin, escapando a todo lo que normalmente imaginamos que es un ngel, y a veces de modos muy difciles de comprender para nosotros, los humanos...

As fue como despus de muchos aos, cuando muy pocas noches rezaba mi oracin al ngel de la guarda, un ngel especial apareci en mi vida.

Me causaba muchos problemas, contratiempos, si hasta quise enviarlo de vuelta

Qu tontera!, ahora que lo recuerdo

Cmo pude haber pensado siquiera en ello?...

Slo reaccion cuando me atrev a ver la realidad, cuando pregunt y me respondieron, cuando en un sueo Dios me encomend a este ser, dicindome que era lo ms importante que tena en esta vida.

Este ngel, fue sin serlo, como un hijo para m, como si realmente hubiera bajado al mundo terreno para que yo cuidara de l y no lo contrario, como finalmente sucedi.

Por entonces yo viva alejada de la naturaleza, del verdadero sentido de la vida, me perda de disfrutar de toda la belleza que realmente hay en el mundo al alcance de cualquier ser humano para regocijarse.

Mi ngel especial, me ense que hay ms cosas de las que vemos delante de nuestros ojos en esta dimensin, y que nada es como parece ser...

Cuando lo rescat del lugar al cual vino a nacer en esta existencia terrena, era un ser desvalido, sin modo alguno de poder defenderse de nada, y sin embargo sabiendo que deba cumplir su misin de inmediato, ya que era a m a quien tena que buscar en medio de tanta gente en esa gran ciudad.

Requiri de todos mis cuidados, de un modo agobiante y desgastante, y por eso yo hasta llegu a pensar que era un castigo, una gran prueba para m, y en realidad, s, reconozco que lo fue, pero luego comprend que siempre las pruebas nos son dadas por algn motivo, muy grande, y seguramente por algo que nos har bien para crecer y mejorar.

En efecto, los hechos me demostraron y confirmaron una realidad que yo no vea: ste ngel tan especial, estaba a mi lado para demostrarme que poda darle eso y mucho ms, porque lo tena dentro mo, y no lo saba, y porque necesitaba drselo a alguien.....

Mi angelito era dulce y adorable, y se expresaba de modo que todos podan comprender lo que quera transmitir, ya que no hablaba.

Me acerc mucho a la gente, ya que su presencia no pasaba inadvertida, era amable con todos, y jams olvidaba un rostro amigo, demostrando su afecto siempre.

Por qu entonces, tena que sufrir tanto?, me preguntaba muchas veces, sin poder encontrar una respuesta lgica, salvo que, como yo creo en la reencarnacin, pensaba que tal vez estara expiando errores de sus vidas pasadas, y que, con este paso ya no volvera atrs en la rueda de existencias Sin embargo, a medida que pasaban los das y los meses comprenda que a pesar de lo terreno que yo pudiera hacer por su enfermedad, haba algo que escapaba a mi humana comprensin, y tal vez por el cario que le tena, o bien porque no poda hacerme a la idea de una separacin fsica, o a vivir sin su presencia, a pesar de saber el destino que nos espera a todos, de tener que dejar en algn momento esta vida terrena, no poda aceptar cuando esta idea sobre mi ngel especial vena a mi mente.

Tena una enfermedad aparentemente congnita e incurable que realmente le acarreaba grandes sufrimientos y molestias.

Slo poda darle todo mi amor para tratar de aliviar su sufrimiento adems de consultar a los mejores profesionales que me decan siempre lo mismo:

"No hay posibilidades de mucha vida, hay que hacerse a esa idea"

Me negaba, me deca a mi misma que eso no sucedera, no a m, yo le brindaba lo mejor, por lo tanto, debera vivir casi normalmente.

Sin embargo, su problema persista, pero todos los que estbamos cerca de l nos habamos acostumbrado a su discapacidad, y llevbamos una vida casi normal. Digo casi, porque a partir de su llegada, cambiaron muchas cosas en mi corazn, y en mi mente consciente y subconsciente, mi percepcin alcanz grados mucho ms altos, y comenc a comprender las cosas que antes me resultaban incomprensibles; todo de un modo muy natural, casi paralelamente a la atencin que requera su enfermedad.

Pasaron tantas cosas, en tan poco tiempo aunque ahora esa palabra: TIEMPO, se me aparece diferente, casi sin sentido, porque el suyo fue tan cortito, y sin embargo de tanta importancia.

Shary, as se llamaba mi ngel especial, disfrutaba de la compaa de sus seres ms cercanos y queridos, y apreciaba a sus pequeos amigos, de una forma que deberamos aprender todos a hacerlo, los defenda, los valoraba, y cada minuto era importante para estar con ellos.... o conmigo.

Me ense que hay pocas cosas realmente importantes en la vida, y a ellas hay que aferrarse: la libertad, el amor, la naturaleza, la paz, el hacer lo que a uno le hace bien, sin daar a otros.

Eso, desde su comprensin, era lo ms importante en la vida.

Con Shary, aprend que a veces la vida nos da a elegir, de un modo muy cruel y difcil, y que de esas elecciones aparentemente tan banales, nacen vidas nuevas, hombres nuevos, y tambin mueren viejas tradiciones, creencias, y ataduras que no nos ensean nada, y que, sin embargo pueden hacernos tanto dao.

Mi ngel se quedaba muchas veces en soledad, esperando y disfrutando de su tiempo en paz, cosa que a veces a nosotros, comunes seres humanos mortales, nos cuesta tanto.

Su curiosidad era insaciable, y no tena miedo a lo que normalmente tememos todos.

Se arriesgaba cuando crea que algo vala la pena. Y a partir de eso, yo tambin lo hice.

Hasta que este ngel apareci en mi vida, yo crea no poder vivir sola, sin una pareja, pero, con su compaa, supe que no necesitara de nadie ms.

Saba positivamente que estaba acompaada, tena de quien cuidar, sin saber que en realidad, Shary era quien realmente me guiaba y lo tena todo planeado para m.

Haba llegado a mi vida en un momento muy crtico, y tambin a su lado pas momentos muy difciles, por lo tanto no poda yo, menos que considerar su presencia como algo muy especial, y por ese mismo motivo, saber que podra enfrentarme a ciertas cosas que nunca pens que sucederan, a las cuales les tema, y que efectivamente sucedieron, aunque despus de ello, y sabiendo que mi ngel estaba a mi lado, no les tem ms.

Fue simplemente el hecho, la sensacin tan clara de saber lo que quera y luchar por ello, aunque tuviera que atenerme a las consecuencias.

Cada tanto recordaba un sueo que haba sido muy especial, muy vvido, por cierto, y en l haba escuchado un voz muy clara, muy firme y tambin muy directa, que me ordenaba cuidar de alguien....

Se vea como una pelcula en el cine, en la cual, en primer plano de la pantalla apareca el rostro de una mujer aparentemente joven, pero muy avejentado, sufriente, mirndome fijamente, suplicante, pero firme a la vez; no pretenda dar lstima, pero estaba rodeada de un misterio insondable.

No conoca este rostro, pero sent en ese instante la sensacin de haberlo visto en algn lugar, de conocerlo desde siempre, sin embargo, al despertar de este sueo, la voz, fuerte, potente, poderosa, varonil pero a la vez sin sexo, an retumbaba en mis odos:

 Cuidado, es lo ms importante que tuve en esta vida"

All fue cuando comprend todo, o al menos, cre comprenderlo.

An hoy, habiendo pasado tantos aos, me quedan dudas del real significado de aquel sueo, pero como haba dicho al principio, nada es lo que parece en este mundo terreno, y definitivamente, Shary, no era quien pareca ser.

Pero eso lo supe mucho despus, cuando ya me haba dado todo lo que me pudo dar desde su condicin, y yo, como siempre nos pasa, sigo pensando si realmente le habr brindado todo lo que este hermoso ser necesitaba para su crecimiento y evolucin espiritual.

Porque los ngeles tambin se elevan, y van ascendiendo de categora, hay ngeles menos evolucionados que otros, y a medida que van ayudando a los seres de la tierra que les son encomendados, van creciendo tambin ellos desde el nivel en el que se encontraban hasta el momento de comenzar su ltima misin.

La vida me haba puesto una dura prueba, y esa prueba era saber si podra cuidar a ese ser y apreciar lo que l me poda dar, pero aprendiendo que tendra que darle primero todo, sin esperar nada a cambio, y eso fue lo que yo trat de hacer.

Tal vez, despus de todo, no lo hice tan mal, ya que la vida me compens de un modo insospechado, y a partir de su presencia en mi vida, he experimentado una evolucin espiritual muy grande, naturalmente, an sin proponrmelo.

En definitiva, esa es la nica riqueza a la que siempre yo haba aspirado y el poder conectarme a ese nivel con otros seres que tuviesen la misma inquietud.

Creo que mi ngel estar muy contento vindome hoy, sintiendo que he cambiado y que veo las cosas de otra manera, y s que desde donde est me sigue cuidando y protegiendo, guindome siempre. Claro que yo, en un momento haba dicho que mi ngel lo tena todo planeado para m y as fue efectivamente, poco tiempo antes de irse de mi lado, me contact con alguien que sigue a mi lado desde entonces y que me hizo ver que el amor existe, en toda su dimensin, que las almas gemelas se encuentran siempre, y que, aunque yo pensaba que podra vivir sola, mi ngel aquella vez, eligi que no deba ser as.

Me dej ese ltimo regalo, adems de los hermosos recuerdos de los momentos que vivimos juntas

Shary se fue un da, luego de haber sufrido mucho fsicamente, y despus de haber cumplido su misin, no sin antes dejarme el mensaje de rezarle al ngel de la guarda, ya que fue lo ltimo que hice sostenindola en mis brazos

Como dije al principio, los ngeles hacen cosas insospechadas, y tambin suelen tomar formas inslitas y aunque esto que voy a decirles as lo parezca, y puedan pensar que es una hereja, mi ngel especial, Shary, fue mi perrita, la primera que pude tener en mi vida, y dej esta tierra poco despus de haber cumplido un ao de edad.

Mi recuerdo estar siempre vivo en este relato, y siempre estars en mi corazn, en un lugar de privilegio, ya que fuiste mi primera amiga incondicional, la que nunca olvidar, y aunque luego tuve a otros perros, ninguno ser igual, ya que a tu lado aprend que la vida es maravillosa y que, definitivamente, nada es lo que parece ser.

Gracias Shary, ste es mi homenaje para vos, y todo lo que significaste en mi vida.

 Tambin est dedicado a todos esos seres tan especiales que nos acompaan en nuestro camino de vida, y a los cuales muchas veces no damos la importancia que realmente tienen.

Relato del libro Camino hacia la Luz 1 de Marianela Garcet

 

Angeles Footer - Marianela Garcet

 


 

Curso de ngeles Marianela Garcet

Curso de Contacto Anglico de Marianela Garcet

 

Si deseas conseguir todos los libros de Marianela Garcet, en formato e-Book,

con descarga inmediata, recorre los siguientes links:

 Camino Hacia La Luz -

Los ngeles te hablan: Escchalos 1

Los ngeles te hablan: escchalos 2

Support independent publishing: Buy this Support independent publishing: Buy this

Todos los Libros MG en Lulu

*****************************************************

Todos Los Libros Amazon


Marianela Garcet

Marianela Garcet

 

Reiki Master Sistema Usui y Karuna - Profesora de Visualizacin Creativa - Canalizadora de Mensajes de ngeles y Seres de Luz - Consultora y Consejera Metafsica - Creadora de la TERAPIA OM13 el curso Metafsica Nueva Energa/ Estudio de Vidas Pasadas Sin Regresin y del Estudio Numerolgico - Master Teacher in Magnified Healing

http://www.octogonmistic.com.es- http://www.marianelagarcet.com

Background image: www.octogonmistic.com.es